Dolor de cabeza, fiebre, inflamación, diarrea, vómito  y malestar físico son alguno de los síntomas y sensaciones que sufrieron alguno de los tucumanos que recibieron la vacuna. La desagradable experiencia se da en las primeras 48 horas luego de recibir la dosis.

Para minimizarlos, es importante tomar antes y después de la inoculación una dosis de paracetamol, que en los nodos de vacunación de nuestra provincia se entrega segundos después de la aplicación de las vacunas.

“Un gramo de paracetamol previo a la vacunación, seguido de un gramo cada seis horas, durante las primeras 24 horas, reduce el dolor local, la febrícula, los escalofríos, las mialgias, la cefalea y el malestar postvacunal”, aseguran los facultativos consultados.

Ocurre que estas vacunas con el objetivo de activar el sistema inmune y producir anticuerpos para disminuir los contagios introducen en el organismo coronavirus inactivado en el caso de la Sinopharm y un vector viral, el adenovirus, en el caso de AstraZeneca, CoviShield y Sputnik V.

Aunque las posibilidades de complicaciones son muy bajas, hay que prestar atención si persisten hasta cuatro días después de la inoculación. En este caso es conveniente hacer una consulta a un médico.

La Mutualidad cuenta con un importante número de médicos clínicos en caso de que los socios necesiten realizar consultas.

Dra Conde Ana María – lunes a viernes de 9 a 12

Dr. Baca Rojas Juan – miércoles de 10.30 a 11.30

Dr. Querci Matías – lunes y viernes de 16:00 a 19:00

Dr. Gamero Handa B. – lunes a viernes de 9:00 a 10:00

 

Compartir