Historia

Casi olvidado por la historia el Dr. Miguel Campero gobernó Tucumán en dos períodos (1924-1928 y 1935-1939). Entre su inmensa obra de gobierno creó la Mutualidad Provincial de Tucumán el 15 de marzo de 1927, aunque bajo el nombre de Mutualidad Provincial Antituberculosa.
Luego de una intensa actividad en Bs.As. regresó a la provincia para comenzar la carrera judicial, primero como defensor de los pobres, luego como juez en lo civil y comercial, hasta asumir en 1911 como Vocal de corte.
En 1913 fue nombrado Presidente de la Corte Suprema de justicia. También durante este período fue allegado al circulo intelectual tucumano conocido como “La Generación del Centenario” integrado por Juan B. Terán, Alberto Rougés, José Ignacio Araoz, Ernesto Padilla, etc.
En 1924, por recomendación de Hipolito Irigoyen fue candidato a gobernador, representando a las distintas fracciones que dividían a la UCR. En las elecciones del 6 de abril de 1924, triunfó por 22.645 votos, frente a los17.620del Partido Liberal.
Durante el segundo período centró su gestión en el aspecto social, colocando a Tucumán a la vanguardia en la atención de minoridad y discapacidad.
En la ceremonia de inauguración del Palacio de Tribunales, el Dr. Juan Heller pronunció un discurso célebre, enalteciendo la figura de Miguel campero y su obra: “…ningún aplauso les suena mas grato que el del inocente y, al final de su carrera, su gloria se parece a la del arbol en el otoño, cuando entrega dijo, (volviéndose hacia el Dr. Miguel Campero) como vos, Excelentísimo Señor, la cosecha de sus hojas”.
Durante su primer gobierno se estableció por ley el control y asistencia médica obligatoria en los ingenios azucareros de la Provincia.
En su segundo gobierno, Campero, dotó de amplias facultades a la Dirección Provincial del Trabajo a fin de hacer cumplir la legislación aprobada durante su administración.
Esta ley le valió numerosas críticas de los sectores conservadores y de los industriales azucareros, según el diario “El Orden”…hay una predilección de Campero y su banda, por propiciar las rebeldías proletarias, huelgas de obreros… Lo indiscutible y que todo Tucumán reconoce, es que ostenta el título de apañador de movimientos huelguísticos”
Al terminar su segundo período como gobernador, se habían construido cuarenta y cuatro escuelas y se habían reconstruido otras veintiocho. También se iniciaron las obras, en el año 1937, del Dique Escaba, destinado a la provisión de agua y riego de 70 mil hectáreas de nuevos productores agropecuarios.
Otro aspecto relevante de la segunda gestión de Campero, fue la creación de la Dirección Provincial de Vialidad (1938) y la inauguración de la ruta de une Yerba Buena con San Javier, acontecida en enero de 1939.
La gestión del Gob. Miguel Campero es merecedora de un mayor reconocimiento. Este es nuestro humilde homenaje a nuestro fundador.