Miles de niños están permanentemente expuestos a situaciones de violencia doméstica, que les pueden causar múltiples problemas a futuro. En relación al tema, Diego Darnay, Licenciado en Psicología, habló con Marcelo Alcorta en el programa Mutualismo en Vivo y resaltó la importancia de la terapia para prevenir consecuencias no deseadas.

«La violencia doméstica está muy naturalizada. Un ejemplo es el hecho de castigar a los chicos cuando hay algo que no les gusta a los padres. Desde la psicología cognitiva está comprobado que este tipo de prácticas no son efectivas, sino que por el contrario pueden dejar secuelas en los niños», resaltó.

Consultado por los trastornos que pueden tener los menores que son víctimas o presenciaron algún acto de violencia en su casa, manifestó: «Los abusos infantiles generan efectos negativos a corto plazo. Los niños muestran cambios de hábitos repentinos, comen menos, pueden permanecer callados por mucho tiempo y presentan altibajos en el rendimiento académico».

En relación a los dibujos, que en muchas ocasiones suelen evidenciar problemáticas familiares y/o escolares, hizo hincapié en aquellos que presentan detalles de las partes físicas. «Cuando un menor dibuja las partes sexuales del cuerpo de otra persona es un indicio claro de acoso o incluso abuso sexual. Esto demuestra que algo anda mal y es importante recurrir a un especialista para buscar un tratamiento adecuado».

A modo de recomendación, sostuvo la importancia de la paciencia y los ejercicios para lograr un buen clima familiar. «La violencia doméstica genera más agresividad y claramente no es el camino a seguir. Lo mejor es moldear a los niños a través del ejemplo, con juegos y mucha paciencia. Ante casos de violencia, es importante sacar a los menores de ese contexto y apartar a la persona violenta para evitar contacto», cerró.

Escuchá la nota completa

Mutualismo en Vivo por https://radiotucuman.com/

Compartir