Legislador

El próximo jueves 21 de mayo volverá a sesionar la Legislatura de Tucumán y uno de los principales temas de debate entre los parlamentarios será la adhesión de la provincia a la Ley Micaela.

Desde el bloque oficialista dan por descontado que la norma será sancionada, a pesar de la resistencia de algunos sectores de la oposición que presentaron propuestas alternativas la semana pasada, bajo una justificación de adaptación a la realidad social del Jardín de la República.

En relación al tema, el legislador Daniel Deiana, líder del Partido de la Renovación y la Dignidad, dejó en claro su postura y la de sus pares peronistas. «Se concluyó en resumir todo en un sólo proyecto, donde se va a adherir a la Ley Nacional. La responsabilidad de la capacitación y el control de los contenidos va a recaer en los tres poderes del Estado«.

En el mismo sentido, explicó cómo se aplicaría la norma en el interior de la provincia. «Se invitará a todos los municipios a que determinen una modalidad de capacitación en torno a la Ley«.

En disidencia con las propuestas presentadas por los legisladores Nadima Pecci y Raúl Albarracín, ratificó la importancia que tiene dicha reglamentación para la provincia. «Creo que se puede aprobar la Ley Micaela porque ya no hay una discusión en el país que diga que no se debe capacitar a las personas en temáticas de género. Eso está fuera de discusión y nadie va a debatir que es necesario«, indicó.

Proyectos opositores

El bloque de Fuerza Republicana planteó una alternativa a Ley Micaela para combatir la violencia contra la mujer. Según la legisladora Nadima Pecci, el proyecto tiene como objetivo dejar de lado el adoctrinamiento ideológico. «Proponemos una Ley local y que los contenidos no estén sujetos a ningún tipo de control de un organismo nacional, como el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Buscamos una capacitación obligatoria para los tres poderes del Estado, pero sin adoctrinamiento ideológico. No queremos que nos vengan a proponer una única perspectiva«, expresó.

Legisladora Nadima Pecci (foto tomada de la cuenta de twitter @NadimaPecci)

Por otra parte, el parlamentario Raúl Albarracín, referente del radicalismo, manifestó que la medida no sólo debe abarcar a la esfera pública. «El proyecto que propongo busca incorporar un valor agregado al cuidado de la mujer a través de la capacitación no sólo en el ámbito público sino en toda la sociedad. Hay una realidad que no podemos ver de forma parcializada e ideologizada. Se trata de un tema que tenemos que vencer en conjunto«, aseguró.

Legislador Raúl Albarracín – Foto

Ley Micaela

La norma, promulgada el 10 de enero de 2.019, establece la capacitación obligatoria en género y en violencia de género para todas las personas que desempeñen una función en los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Su denominación es un homenaje a Micaela García, una joven de 21 años, oriunda de la localidad de Gualeguay (Entre Ríos), que fue violada y asesinada en abril de 2.017 por Sebastián Wagner, un agresor sexual que estaba en libertad condicional.

Compartir