Instalaciones nuevas, más de quinientos invitados, aplausos, emoción gratitud y el sueño del barrio propio hecho realidad en el festejo nonagésimo de la entidad mutualista más grande del NOA.

Con un discurso espontáneo y teñido de emoción, el titular a cargo de la Mutualidad Provincial, doctor Daniel Deiana recordó logros y desafíos vividos durante los doce años de su gestión, en el festejo por los noventa años de la institución que vela por el bienestar de los estales tucumanos.

El nonagésimo aniversario de la Mutualidad Provincial de Tucumán reunió a autoridades provinciales, directivas, socios y trabajadores de esta institución, en una cálida reunión oficiada en las flamantes instalaciones de la entidad anfitriona.

Conmovido hasta la voz, el director de la Mutualidad Provincial Daniel Deiana, habló a los presentes, en un discurso espontáneo, pleno de gratitud, reconocimiento y buenas nuevas.

“Antes que nada quiero recordar al compañero Raúl Rodríguez, directivo de esta casa, fallecido hace un año. Llegamos hasta este hito, noventa años… gracias al esfuerzo constante de un gran equipo de trabajo al que quiero agradecer y reconocer hoy. También gracias a la ayuda de mucha gente, como las autoridades del IPACYM (Instituto Provincial de Acción Cooperativa Mutual), la Federación Tucumana de Mutuales, la Federación de Sindicatos Municipales”, de este modo comenzó su discurso el doctor Deiana en medio de aplausos grandilocuentes que por momentos tapaban su voz.

En la celebración estuvieron presentes el Diputado Nacional, José Orellana, al presidente de la Federación de Sindicatos Municipales José Contreras, e intendente de Las Talitas. También, celebraron junto a Deiana, Javier Aybar (presidente del Concejo Deliberante de Tucumán), José Francisco Argañaraz (miembro de la junta fiscalizadora), Dolores Silva (concejal por Faimallá) y Sebastián Salazar (intendente de Bella Vista).

“En los momentos difíciles ellos nos pusieron el hombro” recordó el doctor Deiana haciendo referencia a los momentos de tensión que vivió la institución a su cargo, luego de sucesivas intervenciones, baja en el número de afiliados, falta de infraestructura propia y otros perjuicios que se subsanaron en la última década.

Daniel Deiana quien lleva más de 12 años al frente de la Mutualidad sorprendió a los asistentes anunciando un reciente acuerdo con el interventor del IPV (instituto Provincial de la Vivienda) Ingeniero, Gustavo Durán para la pronta entrega del Barrio 300 Viviendas. También, el galeno, hizo emocionar hasta las lágrimas al público cuando la voz se le entrecortó al dirigirse a sus hijas: me emociona verlas aquí (por sus hijas) porque, el que se dedica a la política o a cumplir una función pública, sabe que muchas veces hay que sin querer, negarle tiempo a la familia. A ellas les quité momentos, muchos momentos. Por eso quiero decirles gracias por comprenderme y ser mi apoyo en los duros momentos de mi gestión”.

Respecto al barrio 300 Viviendas, Deiana comentó: “Este barrio es un sueño para todos nosotros” al tiempo que anunció la participación de una nueva empresa constructora que tendrá a su cargo la finalización de obras .
Daniel Deiana anunció los presentes que se está trabajando para cumplir el sueño del sanatorio propio , tambien en aumentar el número de filiales ( seis más) y el de duplicar la cantidad de asociados “la idea es llegar a 80 mil”, comentó

Por último, el doctor recordó a los asistentes que el salón de usos múltiples, remodelado completamente va a permitir que la comunidad mutualista, federación, dirigencia gremial y política puedan utilizar esas instalaciones para el bien público y el de los miembros de esta fraternidad.

 

Compartir